aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Tips para decorar las mesas de verano
×

Tips para decorar las mesas de verano

Los días interminables y el buen tiempo hacen que vivamos en el exterior: terraza, patio, jardín… aprovechando el sol y la luna con fiestas y barbacoas donde disfrutar de deliciosas comidas con amigos y familia, cualquier excusa es buena!! Necesitas algo más cuando tienes un tiempo estupendo, comida, bebida y buena compañía?

Son múltiples las ocasiones que tenemos para sentarnos alrededor de una mesa en verano; si te gusta celebrar, hacer comidas y cenas íntimas que duren horas y se prolonguen hasta la madrugada; saber decorar una mesa es una asignatura obligada para ti. Con los siguientes tips by Trendshome tus fiestas serán todo un éxito y tú te convertirás en un anfitrión muy trendy. El objetivo es hacer que nuestros invitados se lleven una bonita impresión y recuerden la decoración de nuestra mesa porque no le faltaba detalle.

LOS BÁSICOS

¿Mantel, camino de mesa o manteles individuales? Todos y cada uno de ellos son perfectos y no se te pueden olvidar en el momento de imaginar tu mesa. La elección dependerá de si eres más clásico o moderno y, de las características de la mesa.

Si ésta es bonita y con carácter opta por los caminos de mesa o manteles individuales, así no quitarás el foco de atención de la mesa, sino que realzarás sus bonitas características creando una mágica atmósfera.

Por el contrario, es sencilla y sin encanto la mejor opción es escoger un mantel que sirva de base. Si este es tu caso, apuesta por un mantel en blanco ya que dará una sensación de limpieza y luminosidad a la mesa y, te permitirá jugar y añadir colores con la vajilla, servilletas o cristalería.

PLÁSTICO O CRISTAL

A la hora de montar la mesa, las vajillas cobran el máximo protagonismo ya que es el punto de partida que nos va a servir de guía para definir el resto de la decoración.

Las comidas o cenas al aire libre, siempre o casi siempre las asociamos a vajillas de plástico. Olvídate de esta idea y atrévete a sacar los platos de porcelana, haz del exterior una prolongación de tu casa. Esto hará que los comensales sientan el carácter hogareño, artesanal e íntimo de todo. Además, es verano y te lo puedes permitir.

Si no te sientes cómodo con esta opción, opta por las vajillas de melamina que es un material prácticamente irrompible, resistente a los arañazos y al ácido, que aguanta temperatura desde -30ºC a los 70ºC. Es tremendamente ligero y versátil con respecto a otros materiales como: la porcelana o la cerámica, que hace que los platos sean más pesados y difíciles de transportar.

Es apilable y fácil de lavar, también puedes meterlo en el lavavajillas, lo que ahorra espacio de almacenaje y tiempo en la limpieza.

Además, imita perfectamente a cualquier material: porcelana, granito, pizarra, madera, … sólo se delata al tacto. Tienes una gran variedad de productos en diferentes formatos, capacidades y diseños fabricados con este material.  

Los plato preferiblemente en color, porque tienen más carácter y aguantan más las manchas, deben ser bonitos y tener algo especial, ese Je ne sais quoi francés que no se puede explicar pero que sí se siente, sin caer en la sobriedad del blanco. Las flores y los colores alegres y vibrantes dan sensación de felicidad y hacen que tus platos sean el doble de sabrosos.

No es necesario comprar una vajilla específica para estas ocasiones… juega, combina y diviértete mezclando platos y boles de diferentes colores, estampados y formas creando un efecto muy acogedor.

PD: atrévete a mezclar gris, verde y azul!

 

LA LUZ

La luz pasa a ser un imprescindible y una necesidad si se trata de cenas o comidas que se alargan hasta el anochecer. Existe una gran variedad de luces y lámparas, sólo tienes que escoger las que más se ajusten a tu estilo, temática y ambiente como: los farolillos, guirnaldas de mesa, pequeñas luces colgadas en alto, lámparas de pie … pero no olvides iluminar correctamente, sin quitar la magia, porque comer sin luz es muy incómodo y molesto.

Además, puedes combinar las luces con adornos colgantes para crear mesas totalmente trendyy de carácter etéreo, obteniendo como resultado una mesa mágica.

PD: Los candelabros y las velas también son una buena opción ya que la luz de la noche será aún más mágica (si cabe) con ellos.

VEGETACIÓN

El color verde siempre es necesario más si hablamos del exterior. Incorpora plantas o algo característico del ambiente a la mesa, para mimetizarla e integrarla perfectamente.

Haz que tu mesa tenga vida con: tonalidades verdes, vegetación, plantas y flores creando centros de mesa y floreros con ramas, hojas y flores. También puedes decorar con frutas y hortalizas enteras o introducirlas en jarrones de cristal y, jugar con sus colores.

PD: dale un toque freso a los centros de mesa añadiendo hiedra.

TOQUES ORIGINALES

Los pequeños detalles dan el toque final para crear una mesa 10; si estás cerca del mar añade conchas y tarros con arena para darle un claro estilo marinero. Sé atrevido y original sorprendiendo con jarrones transparentes rellenos de café o dulces.

Personaliza la decoración escribiendo el nombre de los comensales, porque lo de llegar a una mesa y encontrar nuestro nombre en ella no tiene por qué limitarse a las bodas.

 

Si después de todos los tips anteriores no tienes muy claro cómo decorar y montar tu mesa de verano, apuesta por introducir colores, detalles y elementos de estilo marinero capaces de aportar elegancia a la vez que un toque casual, creando atmósferas refrescantes. Siempre es un must en esta época del año por lo que triunfarás seguro.