×

Café & té

Filtros

Marcas
+ Ver más opciones - Ver menos opciones
Precio
1 98

Café & téHay 63 productos.

Tazas de Té y Café modernas, originales y de diseño para disfrutar de momentos relajantes y visitas en casa

por página
Hay 63 productos.
Mostrando 1 - 30 de 63 items

Tazas de té modernas y originales

Beber te es tanto un hábito muy saludable como un complejo ritual, la manera en la que lo servimos en ciertas culturas tiene un enorme peso dentro de la ceremonia y y la calidad de la tetera que estemos utilizando es determinante si queremos causar una buena impresión. Aunque suele ser un elemento bastante olvidada dentro de nuestras cocinas en realidad la tetera tiene unas posibilidades muy interesantes a la hora tanto de la utilidad como de la decoración. La tetera tradicional posee un amplio cuerpo central que permite diferentes formas y sobre todo diferentes tipos de motivos decorativos qué junto con los materiales modernos que podemos utilizar a fabricarlos nos permite tener un montón de diversidad en cuanto a las teteras que podemos llegar a conseguir. De todos modos la tetera más tradicional sigue siendo la tetera de porcelana clásica, es la que podemos encontrar y que nos podemos esperar encontrar en una cocina vintage aunque apuesta por estilos más tradicionales, ya que fue donde originariamente se empezó a utilizar. Normalmente la tetera de porcelana de este estilo vintage no suele tener ningún tipo de decoración, sin embargo estamos teniendo influencia de ciertos países asiáticos en donde la decoración enteras es un gran objeto cultural y en nuestro catálogo podrás encontrar teteras de porcelana con motivos y representaciones artísticas muy cuidadas y elaboradas, siendo algo muy combinable por ejemplo con platos de cerámica o de porcelana en donde también se encuentran presentes motivos similares. 

Teteras de acero negro 

Aunque nuestra cabeza tenemos conceptualizado alte como un elemento tradicional y que solo puede ser consumido en ciertos ambientes un poco más vintage en realidad podemos adaptar la tetera a casi cualquier estilo decorativo presenta actualmente dentro de las tendencias, cómo es el caso del estilo industrial. Traducir textil apuesta por los materiales crudos y de fábrica para conseguir ese contraste entre los diferentes elementos decorativos a la hora de utilizar una tetera la mejor elección es seguir cumpliendo con estos estándares, siendo ese el caso la tetera de acero negro es un añadido de gran valor en estas decoraciones ya que precisamente pone en valor el tipo de materiales que se utilizan en este estilo decorativo. Además la tetera de acero negro transmite una imponente sensación de solidez a la hora de ser utilizada y sus líneas cuidadas y lo inusual de su textura hace que pueda ser utilizada sin ningún tipo de miedo como elemento decorativo central en cualquier habitación no solo nuestra cocina, pudiendo perfectamente formar parte de una decoración junto con jarrones cuadros o pequeñas figuras decorativas en nuestras estanterías. 

Tazas de café baja 

Las tazas de café bajas o tacita de té son el tipo de taza más habitual dentro de la cultura mediterránea heredado precisamente de las cafeterías italianas. La taza de café baja suele venir acompañada de un pequeño plato en donde encontramos una hendidura que facilita que la parte baja de la taza pueda encontrar un apoyo estable incluso estando de pie movimiento con el plato, además suelen venir en formato de porcelana blanca lo que favorece que pueda ser utilizada como decoración en estilos más modernos, diafanos y que ha puesto por jugar con la luz en general. La taza de café baja también es la más fácilmente apilable de todas las posibles tazas que podemos encontrar en nuestro desayuno ya que no solo por sus reducidas dimensiones sino porque son fácilmente apilables unas sobre otras conseguiremos un gran ahorro de espacio que nos facilitará mucho la recogida y limpieza. Sin embargo como sucede con el caso de la tetera de porcelana podemos encontrar texturas alternativas que podrían ser muy interesantes en determinados estilos decorativos, es por ejemplo el caso de estilos más nórdicos industriales en donde quizá la pureza de la porcelana blanca no sea del todo lúcida dentro de nuestra decoración necesitando una textura mucho más rugosa y con pequeños matices de otros colores para darles aspecto por un lado crudo y por otro orgánico que encontramos en este tipo de estilos muchísimo más desenfadados. 

Tazas de café alta 

Aunque suelen ser confundidos de forma habitual con los tazones que podemos encontrar en nuestro desayuno. Esto está solo suelen ser tazas de boca ancha en dónde es muchísimo más fácil meter la leche y por ejemplo poder mojar un poco de bollería o cereales, para lo que suelen presentar bordes redondeados que facilitan el proceso de la toma del líquido y hacen que sea mucho más fáciles de limpiar y sobre todo de apilar cuando se ponen unas encima de otras. La taza de café alta por el contrario suele tener la boca un poco más estrecha con el cuerpo bastante más alargado, esto se hace así para que el calor del líquido tarde mucho más en irse pudiendo mantener nuestra bebida a la temperatura original en la que fue vertida. Además normalmente las tazas de café largas suelen tener la medida exacta para ocupar la cantidad de aproximadamente 2 tazas de café normales, que luego podemos combinar por ejemplo con un poco de leche en vez de un doble de café. La taza de café alta suele ser más habitual en cafeterías, sobre todo para bebidas más complejas que el simple café con leche que no solemos tomar. La taza de café alta es también más distinguida que la taza de café baja, aunque todo depende del diseño con el que sean elaboradas ambas, pero en general suelen ser más utilizadas en momentos como por ejemplo el brunch o desayuno de media mañana qué solían ser eventos sociales en donde acudían las personas con mayor nivel adquisitivo en décadas pasadas. Lo que está claro es que la taza de café alta es un gran elemento de distinción centro de nuestra cocina y que incluso puede ser utilizada como elemento decorativo en aquellos lugares de nuestra cocina o incluso de nuestro salón o comedor donde nos sepamos que utilizar para rellenar el espacio y que quede más orgánico y equilibrado.