×

Espejo: un imprescindible en la decoración de tu hogar

El espejo es uno de los elementos más utilizados en decoración. Hoy en día son un verdadero imprescindible; los necesitamos para reconocernos a nosotros mismos o para comprobar que estamos listos antes de salir de casa. Son objetos que consiguen captar nuestra atención rápidamente, debemos admitir que cuando vemos uno es casi inevitable girarnos para mirarnos en ellos.

Por ello, no es de extrañar que existan tantos tipos y estilos. No obstante, no siempre conseguimos acertar. Así que, si no tienes claro cómo colocar los tuyos a continuación te explicamos las ventajas que existen y te traemos algunas claves útiles a la hora de decorar tus espacios con espejos.

Ventajas

- Espacios más amplios: Una de las ventajas más conocidas de los espejos es que aportan la sensación de estar en una estancia más amplia. Esto hace que sean perfectos para habitaciones pequeñas.

- Más luz: Los espejos son también puntos de iluminación puesto que reflejan la luz y la distribuyen por toda la estancia. Son, entonces, un objeto decorativo casi obligatorio en habitaciones con pocas ventanas o con una luz natural mejorable.

- Atemporalidad: Los espejos nunca pasan de moda. Siempre puedes optar por uno básico, costumizarlo a tu gusto con el tiempo, cambiar el marco… Las posibilidades son infinitas.

Claves

- Llamar la atención: Un espejo tiene la capacidad de atraer la atención de los visitantes. Por ello, uno de los principales tips es colocarlos junto a objetos o elementos que queramos destacar. Eso sí, siempre debemos ir con cuidado para no obtener como resultado un espacio recargado.

- El marco: En muchas ocasiones, un buen marco puede conseguir que el espejo se convierta en el protagonista de un espacio. Puedes optar por combinarlo con el estilo de la estancia y conseguir un efecto uniforme. Aunque una opción más interesante, es usarlo con un punto distinto y original, que se aparte del estilo general de tu casa. Pon un espejo con un marco retro en una casa de estilo moderno y asegúrate de que no pase desapercibido.

- Crea una composición: Combina varios espejos de diferentes medidas y formas. Con ellos puedes conseguir un espacio con una decoración diferente e interesante y, además, resaltar una pared.

- Como una ventana más: Coloca un espejo frente a una ventana o frente a una puerta que de al jardín o a la terraza, con ello conseguirás un reflejo del exterior y la ilusión de tener un espacio más.

- Colócalos en diferentes lugares: Un espejo no tiene por qué estar siempre colgado en la pared. Juega con su ubicación y ponlo sobre un mueble, en una estantería, apoyado en el suelo si se trata de un espejo grande… Por otra parte, también puedes optar por innovar en cuanto a la estancia en la que colocarlo.

Los espejos pueden diferenciarse según múltiples categorías como su forma y, por ello, nos podemos encontrar con espejos: redondos, rectangulares, sol, espejo,...

Otra de las clasificaciones más importantes y que debemos de tener muy en cuenta a la hora de decorar nuestro hogar con espejos es su tamaño, porque: 

- Espejos pequeños: aportan un mayor juego en una casa ya que con ellos podemos usarlos para añadir toques coquetos y luminosos a cualquier rincón. Para los más atrevidos y creativos, puedes crear una obra de arte propia con una colección de espejos pequeños.

- Espejos grandes: son perfectos para decorar cualquier habitación. Puedes integrarlo perfectamente en una habitación sin que este destaque cubriendo entera o parcialmente una pared. Por el contrario, añadiéndole un marco llamativo o rococó puedes hacer que es espejo adquiera un protagonismo especial.Los espejos rectangulares grandes dan mucho juego ya que puedes colocarlos en horizontal o vertical, dependiendo del efecto que quieras conseguir.

Anímate y dale un giro a la decoración de tu hogar mediante espejos. Si quieres hacernos una consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.