×

Velas y candelabros

Filtros

Marcas
+ Ver más opciones - Ver menos opciones
Precio
1 319

Velas y candelabrosHay 124 productos.

por página
Hay 124 productos.
Mostrando 1 - 30 de 124 items

Velas perfumadas 

Muchas veces la decoración no solo entra por la lista o el tacto, si no también por el olfato. Si queremos crear una sensación integral en nuestra decoración tendremos que apostar también por este sentido,y de las maneras más efectivas de conseguirlo utilizando velas perfumadas. Las velas perfumadas son de combustión más lenta que las velas normales, ya que no están pensadas para dar la mayor cantidad de luz posible; esto permite que estas velas perfumadas vaya liberando lentamente su fragancia de una forma constante y no abusiva. A diferencia de los ambientadores modernos, las velas perfumadas tienen aromas naturales que no sobrecargarán, ni dejarán un regusto artificial en la estancia. Además las velas perfumadas vienen con sus propios mecanismos de autoapagado: el momento en el que la vela llega a su fin se apaga con la cera que ha ido consumiendo. 

Las velas perfumadas además suelen ser muy útiles por su reducido tamaño, sobre todo si los comparamos con los ambientadores modernos. Podemos colocarlas de manera estratégica en diferentes puntos de la estancia para que en el momento en el que sean prendidas la impregnen fácilmente. Además gracias a su luz podemos utilizar este tipo de velas para generar una ambientación tenue en la estancia, por ejemplo de noche o cuando necesitemos descansar; además al combinarlo con los propios colores de las velas pueden aportar muchísimo en las situaciones más románticas. 

Vela en lata 

No es habitual que una persona tenga todo el tiempo velas prendidas en su casa, ya que eso suele ser poco práctico y además poco eficiente. Una manera de solucionarlo es utilizar las llamadas velas en lata, pequeñas velas guardadas en estuches metálicos que pueden destaparse y taparse con facilidad. Gracias a ello tenemos una ventaja doble, por un lado podemos utilizar las velas cuando lo necesitemos y simplemente taparlas cuando no; pero por otro lado también tenemos la ventaja del almacenamiento, ya que su reducido tamaño nos permitirá comprar varias y mantenerlas almacenadas fácilmente. 

El resto de aspectos es una vela exactamente igual a otra, aunque es cierto que durarán menos que una vela tradicional dado que la cantidad de cera que pueden ocupar es más reducida. En el resto de aspectos, como el color del olor o el tamaño no habrá diferencias apreciables. Pero tendremos algo extra con la lata, y es que este tipo de velas pueden ser un elemento decorativo si se encuentran tapadas, por ejemplo si queremos incluirlas en el baño o en decoraciones modernas, ambos casos en el que el uso de vela suele estar muy limitado. 

Velas plateadas y de colores 

Gracias a la gran maleabilidad de la cera está puede ser combinada con muchos pigmentos naturales, dando como resultado velas de colores. Gracias al uso de colores las velas se pueden combinar con todo tipo de estilos decorativos, por ejemplo si tenemos un estilo más vintage y tradicional podemos utilizar velas de colores pastel que armonicen con el resto de muebles y elementos de nuestra casa. Si tenemos un estilo rústico o con predominio de los elementos naturales, podemos recurrir a velas de colores azules o verdes que generan un muy buen contraste. Si tenemos un estilo industrial o un estilo más moderno, dónde es poco habitual encontrar velas, podemos recurrir a una vela plateada o velas de colores metálicos que completen el resto de la decoración. 

Apagavelas 

Si hacemos un uso más o menos intenso de las velas en nuestra casa es fácil que podamos recurrir a un apagavelas como un elemento decorativo extra y le encontremos utilidad. Su delicado diseño y forma es excelente como elemento decorativo en sí mismo, un apagavelas se puede colocar encima de una estantería o como parte de  un centro de mesa para terminar de armonizar la composición. Y su reducido tamaño hace que tampoco tengamos excesivo problema a la hora de almacenarlos si no lo queremos a la vista de las visitas.

Es cierto que puede parecer un poco frívolo tener que recurrir a un apagavelas, pero estamos pasando por alto la originalidad de contar con uno de ellos en nuestra casa y sobre todo exponerlo para que las personas que visiten nuestro hogar puedan verlo. Existen diferentes tipos de apagavelas como los elaborados en madera o metal, incluso apagavelas de cristal para aquellos que quieran apostar por estilos más delicados. 

Portavelas de mimbre y bambú 

No tenemos que pensar simplemente que una vela tiene que colocarse encima de una mesa o mueble, puede tener su propio lugar privilegiado en nuestra decoración: y ahí es donde entran en juego los portavelas. Gracias a un portavelas podemos recurrir a ellas en lugares en donde normalmente desentonarían. Además los portavelas son en sí mismos un elemento decorativo, que dan especialmente buen resultado en decoraciones más juveniles. 

Existen diferentes tipos de portavelas, pero lo más habitual es encontrarlos en mimbre y bambú. Tanto los portavelas de mimbre como los portavelas de bambú son fácilmente transportables y ligeros, y añaden poco peso extra al incorporar una vela en su interior; además muchos de estos portavelas cuentan con colgadores para disponerlos alrededor de la estancia en lugares en los que no molesten. Estos portavelas dan un toque elegante a la estancia en la que se encuentren. Y además pueden ser utilizadas en exteriores y para crear ambientes improvisados, como por ejemplo incorporar un portavelas de bambú a una terraza para cenar al aire libre en verano. 

Farolillos 

Puede dar la impresión de que los farolillos forman parte una decoración más vintage y tradicional, nada más lejos de la realidad por ejemplo muchos estilos decorativos modernos utilizan farolillos dentro de la casa para generar un muy buen contraste entre los muebles. Los farolillos son de fácil instalación y la mayor parte de ellos cuentan con colgadores para que ni siquiera se tenga que hacer una instalación compleja. Además podemos encontrar farolillos de diferentes estilos y materiales para combinarlos con nuestra decoración, desde farolillos de madera hasta los tradicionales farolillos de metal. Todos ellos cuentan con diferentes paneles de cristal para jugar con la luz que van a desprender las velas de su interior. Un farolillo decorativo es, sin lugar a dudas, un toque muy original en cualquier casa, y es una manera de crear ambientes desenfadados y juveniles con facilidad.