Sillas de diseño, modernas y originales para decorar tu hogar de la mejor calidad

A la hora de decorar una casa tendemos a fijarnos en los grandes muebles, pero tendemos a olvidar un elemento muy importante: las sillas. Si, podemos recurrir a las clásicas sillas de madera, que de hecho para ciertos estilos son lo más indicado; pero te dejamos algunos consejos junto con nuestro catálogo. Encontrarás de todo, desde sillas nórdicas hasta sillas vintage

Filtrar por
Categorías
Precio
Marcas
Más... Menos
Filtrar
SILLA GLOBUS MADERA SILLA GLOBUS MADERA 2
ECOFRIENDLY
311,00 €
170,01 €
220,00 €
SILLA LACLASICA SILLA LACLASICA 2
606,00 €
179,00 €
140,00 €
259,00 €
SILLA MASTERS SILLA MASTERS 2
ECOFRIENDLY
574,00 €
189,00 €
150,00 €
144,99 €
SILLA CISELIA SILLA CISELIA 2
150,00 €
749,00 €
889,00 €
220,00 €
749,00 €
208,60 €
SILLA LARA SILLA LARA 2
169,00 €
179,00 €
140,00 €
140,00 €
ECOFRIENDLY
559,00 €
150,00 €
629,00 €

Sillas de madera, no sólo para sillas nórdicas

Si, existe todo un mundo de sillas, como habrás podido comprobar en nuestro catálogo. Y como has podido ver, la variedad es amplia. ¿Te vas a decidir por unas sillas tapizadas para el comedor? ¿O quizá unas sillas rústicas? Saber qué estilo quieres darle a tu salón comedor será clave a la hora de tomar esta decisión. Ya sea si decides acudir a una fábrica de sillas como comprarlas en nuestra tienda; saber lo que necesitas para generar ese estilo tan único será lo que determine tu decisión.

Sillas nórdicas

El estilo nórdico se basa en el contraste entre blancos y tonos crema o terrosos. En general busca dar calidez para contrarrestar la sensación de frío y crudeza de sus ambientes originarios. ¿En qué afecta esto a nuestras sillas? En general buscaremos sillas de madera, que no necesariamente tendrán que ser sillas rusticas, para que aporten ese toque de calidez que rebaje los ambientes. Las sillas de estilo nórdico suelen ser discretas y sencillas, para no robar la atención dentro de nuestro hogar y no sobrecargar los espacios diáfanos. Una silla escandinava, buscará no llamar esa atención y aportará un efecto conjunto con el resto de muebles. También podemos optar por una estilo de silla nórdica blanca, en vez de dejar la madera a la vista. Es una opción si sentimos que el balance entre colores y textura está quedando descuadrado, pero si no es algo necesario perderemos calidez en el ambiente, lo mismo sucede con los tonos grisáceos. Podemos solucionarlo en parte con sillas blancas con patas de madera; aunque no deja de ser una solución intermedia y parcial.

Sillas industriales

El estilo industrial prefiere los metales y los elementos de construcción vistos, para generar esa sensación de fábrica. Así que necesitaremos prescindir de las sillas de madera y preferiremos sillas metálicas. Si queremos seguir manteniendo ese toque, podremos recurrir a sillas con patas de madera, para restar crudeza al ambiente; aunque vaya en contra del propio estilo. Si queremos generar una mezcla y apostar por sillas vintage e industrial podemos elegir una silla medallón, si no abusamos de su uso la mezcla de estilos puede ser un buen detalle para nuestro salón. Aunque el resto del mobiliario afectará a la impresión general. Al igual que la mayoría de estilos buscamos algo discreto y sencillo, por lo que prescindiremos de las sillas con brazos; más propias de estilos clásicos. En cambio, las sillas transparentes serán nuestras grandes aliadas a la hora de conseguir ese tan necesario espacio, mientras siguen cumpliendo su función de forma discreta.

Sillas modernas

Los estilos más modernos buscan espacios diáfanos. Donde los contrastes de colores ayuden a generar composiciones complejas, pero que no sobrecarguen en el ambiente. Como decíamos, preferiremos las sillas sin brazos, para no aportar demasiados elementos. En este estilo, podemos ser más flexibles con los colores, pudiendo apostar por sillas amarillas o sillas rojas, que aportarán frescor al resto de elementos del mobiliario. Podemos apostar por sillas clásicas, como las típicas metálicas o de madera; aunque este estilo deja la puerta abierta a por sillas de plástico o sillas de metacrilato, que darán ese toque moderno pero con discreción. Evitaremos las sillas de comedor tapizadas, porque corresponden a estilos más clásicos. Podemos hacer uso de las sillas metálicas vintage, teniendo en cuenta que estaremos de nuevo en un punto medio entre dos estilos que pueden o no beneficiarnos. En cambio, las sillas transparentes de comedor o salón serán una gran elección, porque permitirán generar sensación de amplitud. También podemos apostar por ellas como sillas de cocina modernas.

Sillas vintage

Recordando a estilos más clásicos, como los que encontrábamos en casa de nuestros padres y abuelos, actualizamos sus líneas para conseguir acomodarlos a épocas más modernas. En este estilo, las sillas vintage de madera, las típicas de toda la vida, son una de las piezas centrales. Y, a diferencia de otros estilos, esta vez sí podremos utilizar las sillas con brazos; ya que son características de aquellas épocas. También, una de las piezas más centrales son las sillas tapizadas vintage, dado que en aquellos momentos el tapizado era uno de los recursos más solicitados. En general, con el estilo vintage tendremos mucha flexibilidad en cuanto a los colores, pudiendo elegir sin peligro a desentonar sillas amarillas, rojas o sillas azules. Incluso las llamativas sillas doradas. También podremos recurrir a muchos más materiales, desde las sillas de plástico a las sillas vintage metálicas.

Sillas de mimbre, más allá de las terrazas de verano

Utilizar sillas de mimbre o con elementos como cables o tiras, aporta un toque fresco y desenfadado. Tradicionalmente se han usado para terrazas o salones rústicos, sin embargo se pueden usar en casi todos los estilos. Si hablamos de sillas modernas o industriales, estaremos buscando elementos que no distraigan la atención y que puedan cumplir su atención sin sobrecargar el ambiente. Así que estas sillas, junto por ejemplo sillas transparentes, serán nuestra mejor decisión. Cumplirán su función de forma discreta y, además, no competirán con el resto de elementos por nuestra atención.

En el caso de las sillas de madera nórdicas, el mimbre cumple la misma función. Sus tonos terrosos nos harán conseguir la misma calidez mientras que no aportarán tanta sombra. Algo tremendamente relevante debido a los amplios ventanales y trucos de iluminación que genera este estilo; consiguiendo la impresión real de que no se está generando sombra, algo difícil con una silla de madera maciza.

Sillas de madera de diseño, decoración sencilla pero efectiva

Uno de los peores rompecabezas cuando decoramos nuestra casa es buscar no sobrecargar los espacios. O al menos esa debería ser una de nuestras principales preocupaciones. Debemos buscar la combinación perfecta de nuestros y allí es donde las sillas de madera de diseño juegan un papel fundamental. Primero, porque es difícil pensar un mueble que se vaya a repetir más en nuestra casa. Ya sea como silla de cocina, silla de terraza o la habitual silla de comedor, es probable que acabemos con varios pares de sillas. Por eso, elegir bien es tan clave. Segundo, porque aunque discretas, una silla es un elemento sobre el que tarde o temprano acaba recayendo nuestra atención, aunque solo sea porque nos vamos a sentar en ellas, así que necesitamos elegir bien.

Y, finalmente, la silla es probablemente el elemento más versátil que vamos a encontrar en nuestra casa. Es de reducido tamaño (comparativamente a otros muebles), es fácilmente movible y puede ser intercambiada por otros elementos como mesas o muebles bajos. Así que una buena elección aumenta nuestras opciones a la hora de pensar decoraciones originales en nuestro hogar.

Una silla de diseño, siguiendo las tendencias actuales, es discreta y al ser de madera, nos aseguramos que no destaque demasiado. Cosa que se puede conseguir también con sillas transparentes. Esto sucede por que la madera es el elemento habitual en nuestras casas para las sillas, por lo que no destacan. Este efecto se reduce si elegimos sillas tapizadas, ya que dependiendo del tapizado, podemos llamar la atención de forma negativa. Sobre todo si no es un tapizado estilo Luis XVI, ya su estilo, como en sillas medallón, es el más discreto que nos podemos llegar a encontrar.

Marcas de sillas y estilos

Las sillas de diseño destacan por su originalidad, y los fabricantes de muebles lo saben. Por eso siempre están transformándose e innovando, creando cosas únicas.Las sillas de diseño ya no solo tienen que ser funcionales y cómodas, tienen que aportar un valor estético al lugar en el que se ubican.

Las sillas, ya sean de comedor, de cocina o estrictamente decorativas, pueden asentarse sobre cuatro patas, pero también sobre una estructura metálica careciendo de reposabrazos, como la silla FACETTE, un diseño que desprende originalidad gracias a sus patas metálicas. Ya no tienen un uso único, sino que se han convertido prácticamente en obras de arte particulares.

En base al uso que se le dé a las sillas es muy importante elegir bien el material de las mismas, y en trendshome puedes encontrar sillas de diseño de polipropileno, madera de olmo, de piel o tapizados en distintos colores, y de estilo minimalista, industrial, moderno o contemporáneo, así como sillas plegables o apilables, más funcionales, como la silla ARIA, diseñada para exteriores, en madera de eucalipto de gran durabilidad, muy práctico ya que es un asiento plegable.

A la hora de elegir tu silla de diseño es necesario que concuerde con el resto de mobiliario de tu hogar, por ello podrás encontrar modelos modernos, como la silla BASIC ABS, fabricada en madera y plástico de estilo moderno y nórdico, modelos más rústicos combinado con vintage como la silla PARIS, de madera pintada en blanco con zonas desgastadas, o la silla VITAGE fabricada en cuero marrón y piel de cabra de la marca Kare, aportando un estilo rústico e industrial para un salón con carácter.

Producto añadido a favoritos
Producto eliminado de favoritos
Producto añadido al comparador